lunes, 27 de octubre de 2014

La CIA y FBI emplearon a más de 1000 nazis en la Guerra Fría

Durante la Guerra Fría, la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, en inglés) empleó a más de 1000 exagentes nazis, revelan documentos y entrevistas desclasificadas recientemente.
“Agencias [de espionaje] estadounidenses emplearon de manera directa o indirectamente a numerosos exoificiales nazis y colaboradores de la Europa oriental, que eran claramente culpables de crímenes de guerra”, aseguró Norman Goda, un historiador de la Universidad de Florida.
El diario estadounidense The New York Times reporta que la gran mayoría de estos individuos eran perseguidos por la justicia internacional y estadounidense por sus crímenes de guerra durante la segunda guerra mundial, y por esta razón, las agencias de espionaje norteamericanas clasificaron los documentos.
Actualmente, los documentos desclasificados evidencian que la CIA reclutó también a exmiembros nazis de alto rango, por ejemplo, a un alto mando (que no ha sido nombrado) de las escuadras de defensa S S (Schutztaffel, en alemán) de la Alemania nazi en la década de 1950, a pesar de que estaba acusado de graves crímenes de guerra. La CIA tachó de “propagandas comunistas” las “acusaciones” en contra del exagente.
La Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. y la Oficina Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés) no compartían la información que poseían sobre los exagentes nazis con el Departamento de Justicia. En 1980 los oficiales del FBI se negaron a proveer información sobre 16 exmiembros nazis que vivían en Estados Unidos.
Cinco de estos hombres aun trabajaba para la Oficina Federal de Investigación. El FBI y la CIA justificaban el uso de los exnazis argumentando que su valor como agentes de inteligencia en contra de los rusos superaba las atrocidades que cometieron durante la segunda guerra mundial bajo el mando del tercer Reich alemán, Adolf Hitler.
Con anterioridad, la agencia de noticias ‘The Associated Press’ había revelado que desde el 1945, algunos criminales exmiembros de las fuerzas ‘S S’ y los guardias de los campos de concentración de la Alemania nazi recibían beneficios sociales valorados en 1500 dólares al mes a cambio de abandonar el territorio estadounidense de forma voluntaria.
HISPAN TV